La deportación es el proceso de remoción (expulsión) de Estados Unidos de un extranjero debido a que no cumple con las leyes necesarias para estar en el país.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, sigla en inglés) se encarga de llevar a cabo las órdenes de deportación.